¿Cómo limpiar la piel grasa con tendencia acneica?
Cerave CeraVe Blog

Icon >

¿Cómo limpiar la piel grasa con tendencia acneica?

rosácea cuando aparece

Resulta muy molesto cuando un día te despiertas y de la nada, ha aparecido un barro en tu cara. Lo primero que piensas es cómo ocultarlo y en automático tu autoestima baja y sientes una psicosis en la que todo el mundo está observando el grano mientras habla frente a ti. ¡Qué situación! ¿Ahora, cómo limpiar la piel con tendencia acneica? Imagina que el problema es aún más grave y tienes que padecer todos los días con las imperfecciones. ¡Es lejos de lo ideal!

¿Por qué aparecen las imperfecciones?

Aunque es habitual durante la etapa de la adolescencia por la revolución hormonal, también aparecen en la vida adulta por una producción excesiva de sebo. Mucho tiene que ver la genética en esta afección de la piel, pero también la falta de cuidado diario. ¡La buena noticia es que podemos prevenirlo! Pero necesitas crear buenos hábitos de limpieza para contrarrestarlas.

Hablemos entonces de los cuidados básicos:

  • Indispensable lavar tu cara 2 veces al día, por la mañana y por la noche. La limpieza es clave para remover la suciedad y las impurezas de la piel. Toma en cuenta que necesitas ayuda de un producto especial como el Gel Limpiador Espumoso de Cera Ve , ya que está desarrollado por dermatólogos para tratar problemas en las pieles grasas. La acción espumosa de este gel limpiará efectivamente tu rostro sin romper la barrera natural de la piel, de tal forma que sentirás una frescura placentera pues también estará calmando tu piel gracias a la niacinamida. Su fórmula contiene también 3 ceramidas esenciales y ácido hialurónico, con lo que eliminarás eficazmente el exceso de grasa, suciedad y maquillaje. Su fórmula libre de fragancias es adecuada para pieles sensibles.
  • Por favor no toques los granos, al final son heridas que pueden infectarse al entrar en contacto con la suciedad que se acumula en manos y uñas.
  • Usa protección solar para que no se marquen las manchas provocadas por las imperfecciones.
  • Recuerda que tu piel está sensible, así que es muy importante hidratarla de forma natural tomando agua y consumiendo al menos 2 litros de agua al día. Para el cuidado exterior, te recomendamos el uso de una crema para restaurar la capa protectora de hidratación.

Con una rutina básica de limpieza diaria es posible controlar las imperfecciones. Sin embargo, debes visitar regularmente a tu dermatólogo para saber cómo tratarlas. ¡Cuando veas los resultados de tu rutina de limpieza te volverás adicta a ella porque te sentirás espectacular!